Ser positivo en 6 pasos

¿Alguna vez has prestado atención de lo que piensas? ¿Qué tal lo que dices? ¿Te has fijado detenidamente al menos por 2 horas en lo que piensas y en lo que dices? ¿Sientes que son la mayoría negativos? ¿Crees que te la pasas brincando de queja en queja durante el día? Yo sé lo que se siente. ¡Créeme, he estado ahí también!

Ser positivo no es una virtud adquirida al nacer, es una constante programación. ¡Es un estilo de vida! Es ser intencional. Es recordarse cada segundo (sí, cada segundo) en serlo. Es un hábito que al crearlo puedes ver sus beneficios casi de inmediatos. Hoy te cuento en 5 simples pasos como yo trabajo diariamente mi positividad.

  1. Antes del café sírvete una taza de palabras positivas: Preferiblemente que sea lo primero que hagas al abrir tus ojos. Ya sea una frase favorita o una afirmación. ”¡Hoy será un día maravilloso!” En mi caso, doy gracias. El ser agradecidos con lo que tenemos tiene un efecto maravilloso, nos ayuda a enfocarnos en las cosas que si tenemos y dejamos atrás la frustración de lo que no poseemos. Al principio notarás que repites agradecimientos, pero si buscas bien adentro de ti, con determinación y enfoque, lograrás encontrar muchas cosas de las que agradecer. ¡Si escucharas a veces mis agradecimientos te reirías en cantidad! Agradezco desde cosas grandiosas como la dicha de tener un día mas de vida hasta cosas cotidianas como dormir seis horas corridas. ¿Mi agradecimiento de hoy? ¡Gracias porque No escuché ni un sólo ronquido de David, dormí profundamente! Jajajaja. Mientras mas cosas agradezcas antes de poner tus pies en el suelo, mas positivo comienzas el día.
  2. Acepta las cosas que suceden: No todo lo que sucede está bajo nuestro control. Sin embargo hay otras que sí lo están. Evita descontrolar aquellas que estan bajo tu control y suelta en las áreas que no lo tienes. Por ejemplo: Quedaste con una amiga en ir de tiendas. Ella había acordado pasar a buscarte a cierta hora. Tu amiga no cumplió con llegar a la hora estipulada y te dejó esperando por 45 minutos vestida y alborotada. No tienes el control sobre tu amiga, pues entonces porqué desesperarse, incomodarse o malhumorarse por algo que no puedes cambiar. Elige no hacerlo y busca el lado posityde esa situación. A lo mejor te da el tiempo de la ar los trastes antes de irte. De cada cosa que parece ser negativa se saca algo positivo. ¡Créeme, es así! Sólo esta en ti programarte en buscarlo, en eso sí tienes el control. En buscar el lado positivo dentro de lo que aparenta ser negativo.
  3. Crea una tablero de afirmaciones: Coloca fotos de momentos felices, ilustraciones de tus sueños y metas (la casa de tus sueños, la meta te has establecido). Preferiblemente en un sitio visible que puedas recurrir a el cuando sea necesario. Coloca afirmaciones que te ayuden a mantener el pensamiento positivo activo. Puedes incluir postales de cumpleaños, notas de agradecimiento o cualquier palabra hermosa que alguien te haya escrito. En mi caso tengo notitas pegadas en la pared donde esta mi escritorio. También tengo postales que he recibido de amistades y una foto con David de nuestra primera noche de fiesta solos aquí en Massachusetts (fue una noche que pase de maravilla con él). ¿Mis afirmaciones cuáles son? “Im the masterpiece of my life”, “Feel Good!”, “Todo sale a mi favor”, “Logro todo lo que me propongo”, “Respira profundo” son alguna de ellas. Jajajaja. Hecho: Soy de notitas. Acá les llamamos “Post it notes”. Tengo muchas pegadas en varios puntos de la casa además de en mi escritorio. En el botín, en el armario y en el refrigerador.
  4. Piensa lo que piensas, rechaza todo pensamiento negativo y cámbialo por uno positivo: Jajajaj. ¿Te enrede? Puede sonar confuso pero no lo es. Para lograr crear un hábito de pensamiento positivo tenemos que primero estar concientes de lo que pensamos de una manera activa hasta que nos acostumbremos a ello. ¡Créeme, te lo dice una persona que ha sido muy negativa en muchas áreas de su vida! Al principio puede ser abrumador al ver todas las veces que puedes pensar negativamente. Pero sinhaces el esfuerzo de parar ese pensamiento y cambiarlo a uno positivo cada vez que surja verás que de pronto son menos los negativos. La clave está en la consistencia que le des.
  5. Rodéate de personas que te aporten y no que te quiten tu positividad: Lamentablemente existen muchos roba energía. Amistades, compañeros de trabajo y hasta familiares. Esas personas hay que tenerlas lo mas lejano posible de nosotros para no permitir contagiarnos con su negatividad o para que no nos quiten de la nuestra.
  6. Acepta que eres humano y vuelve a comenzar: No porque sea el último paso significa que es el menos importante. La verdad, es el más importante. ¡Seamos realistas! ¡Hay días y haaaaaaay días! Si tuviste uno de esos días donde no lograste el positivismo que deseabas. ¡Suéltalo y comienza mañana una vez mas!

En mi experiencia personal he visto grandes cambios en mi vida. Desde físicos hasta emocionales. Una de las cosas mas cuirosas que me pasa cuando regreso a la negatividad es que no me siento bien físicamente. Me dan dolores de cabeza, se me hace conseguir el sueño y hasta me siento triste. Eso me ayuda a darme cuenta de que mis pensamientos han sido negativos y de que es hora de volver a programarme.

Estoy segura de que si sigues estos pasos antes de lo pensado notarás un cambio en ti. Una vez logras adquirir este nuevo estilo de vida no querrás regresar a como lo hacías antes. ¡Te lo aseguro!

Espero te haya gustado y que te sirva de inspiración a activar cada día mas el ser positivo. Por supuesto quiero saber que opinas, tus estrategias si es que utilizas alguna y tu experiencia si lo intentas. No olvides en darle “like” si te gusta lo que has leído y sobretodo compartirlo en tus redes sociales para que alguien más se beneficie.

Besos,

Sannia.

 

Gotitas Positivas: 2 mayo 2016

¡Llegueeeee! Aquí de nuevo contigo luego de varias semanas de ausencia. Muchas cosas sucediendo en mi vida en estos momentos, auto nuevo, exámenes en mis estudios, búsqueda de una nueva casa, por mencionar algunas. Han sido muchas cosas que se añadieron a mi lista, me sentí un poco abrumada y decidí tomar un poco de tiempo para poder enfocarme en las cosas más grandes que están sucediendo en estos momentos.

¡Pero ya estamos aquí de vuelta! Así que comenzamos la semana con esta frase de esperanza. Así me sentía yo hacen dos semanas atrás, que se me acababa el mundo y no me alcanzaba el tiempo para terminar todo lo que necesitaba hacer. ¿Cuánto nos pueden absorber las responsabilidades, verdad? Sin embargo, cuando atacas una a la vez y vas realizando poco a poco cada una de ellas, que bien nos sentimos. ¡Nos sentimos esperanzados de un mejor mañana!

Por eso me identifique con esta frase, no darse por vencido. No me di por vencida del blog o de otras responsabilidades. Hice mi lista de prioridades según el orden de importancia, ajuste algunas cosas, otras las puse en modo de pausa y comencé a trabajarlas una a una. ¡Gracias a eso estoy aquí aún con todos los cabellos en mi cabeza! Jajajaja.

Que tengas un hermoso lunes, una hermosa semana y que puedas encontrar esa esperanza que necesitas si sientes que tu mundo se está acabando.

Besos,

Sannia.

 

¡A limpiar la mesa!

¡Feliz lunes! ¡Otra semanita mas compartiendo con una de mis personas favoritas, tú! Durante el mes de febrero comenzamos aquí en De 2 Nombres esta nueva iniciativa de realizar un acto de amabilidad varios días al mes. Tuvimos el acto de regalar una sonrisa y el acto de dejar una nota con unas palabras positivas. Hoy vamos hacer un acto de amabilidad dentro de nuestro hogar. ¿Qué te parece? ¡Fantástico, comenzamos!

Esta semana el acto de amabilidad es…limpiar la mesa después de la cena. ¡Ya sé lo que me vas a decir! No es justo porque quizás eres tu quien lo hace a diario. ¿Verdad? Por lo menos soy yo en mi caso. Jajajaja. ¿Y cómo entonces vamos hacerlo? Pues involucrando a nuestros hijos, esposos, familiares, amigos. Cualquier persona que comparta contigo la mesa esta semana.

David no almuerza ni cena en mi casa. Solo somos I.A y yo. Por suerte mi esposo, cuando cena con nosotras limpia la mesa por mí. Los otros días lo hizo y fue donde realice las pequeñas cosas que podemos tener en nuestras vidad y que son de gran ayuda. El simple hecho de tomar los platos y colocarlos en el fregadero (lavaplatos) hace que mi alma suspire de alivio. Jajaja… Y es precisamente eso lo que deseo compartir contigo hoy.

¿Cómo lo vamos hacer? Muy sencillo, si eres tú quien NO limpia la mesa, pues te toca. Jajajaja. ¡Listo! Le causaras una alegría a la persona que regularmente lo hace. Pero, si eres tú quien hace esta tarea puedes hacer lo siguiente:

  1. Compartir este post en tus redes sociales para que tu esposo, esposa, hijos mayores o familiares lo vean. Quizás asignárselo a alguien diciéndoles: ¡Papá, hoy te toca! (Jajajaja) De seguro cuando lo lean sabrán lo que tienen que hacer sin tu tenerles que decir algo. Esperemos cruzando dedos que tomen la indirecta (bien directa) y lo realicen. 😉
  2. Involucra a tus niños. Así también les enseñamos un buen hábito de llevar sus trastes al lugar que le corresponde.
  3. Anúncialo. “¡Familia, hoy haremos un acto de amabilidad! Consiste en cada cual recoger sus platos y colocarlos en el fregadero una vez terminemos la cena.”

Por supuesto, la seguridad siempre es importante. Es de suma importancia que no le dejemos a los menores utensilios que puedan causar algún peligro para ellos. Como decimos acá: Safety First!!!. (Seguridad Primero)

Hoy nos toca a I.A y a mi limpiar la mesa juntas. Tengo suerte porque mi niña aún está en una edad que disfruta el saber que ayuda a mamá, cosa que olvidan en la adolescencia. Jajajaja. Pero bueno, yo hare lo mismo y así le estoy enseñando el hábito de recoger la mesa desde temprana edad.

¿Qué tal te parece el acto de hoy? ¿Eres tú quien recoge la mesa todos los días? ¿Cómo vas a realizar este acto de amabilidad? ¡Nos encanta que nos cuentes! 😉

Besos,

Sannia.

 

Gotitas Positivas: 29 febrero 2016

¡Hola! Último lunes del mes de febrero, ya casi llega la primavera. ¿Qué hermosa es la primera, verdad? Cada estación del año trae consigo su belleza. Este invierno ha sido uno muy hermoso a pesar de que nos enfermamos los tres. Jajajaj. Sus nevadas han sido hermosas. Aprendí que cada invierno es distinto, lleva una belleza diferente a pesar de ser la misma estación.

Como es el último día de febrero, hoy terminamos con la prueba que estábamos realizando de publicar lunes a viernes. Estudiamos los resultados y llegamos a la conclusión de dejarlo solo tres veces por semana. Así que, comenzando desde hoy estaremos publicando temas los lunes, miércoles y viernes. 😉

Aquí te dejo con la frase de hoy…amor y verdad.

¿Qué tal te parece?

Besos,

Sannia.

Un acto de amabilidad en 4 pasos.

“¡Qué inteligente eres!”

“¡Te Amo!”

“¡El mundo necesita más personas como tú!”

“¡Tú puedes!”

“¡Eres suficiente!”

“¡Iluminas mi mundo!”

“¡Buen trabajo!”

“¡Eres más que suficiente!”

¿Cómo te sientes al leer estas frases? ¿No sientes como algo dentro de ti va cambiando? Quizás te sientas mejor o mucho mejor de lo que ya te sentías sólo con leerlas. ¿Lo sientes? ¡Yo sí!

Hace unos meses atrás mi niña hizo un comentario que cambio mi vida. Un día estábamos jugando y riéndonos sin parar. De esas risas que nos quitan el aliento. ¿Sabes cuales digo? ¡Esas mismas! Entonces, I.A recuperando su aliento me abraza y me dice:

—“Im so proud of you Mamá!”

En español:

—“¡Mamá, estoy orgullosa de ti!”

Al principio me causó mucha emoción. Luego recordé cuantas veces ella las escuchaba salir de mi boca. Aunque conozco la importancia de las palabras, son tantas las veces que lo repito que ya estaba en modo casi automático. ¡A ver! ¿Cuantas veces le decimos “buen trabajo”? O “eres inteligente”, “que bien lo hicistes”, “que saludable comes”. Soy realista, son tantas las veces que se lo repito que yo misma no estaba concientizando su impacto. ¡Hasta ese día que ella me las dijo a mí! Allí fue que entendí lo impactantes que eran. Lo entendí al ver cuánto significaron el recibirlas.

Estoy – orgullosa – de – ti. ¡Qué bien nos sentimos! ¿Verdad? ¡Cuánta fuerza nos pueden dar esas simples palabras! Desde entonces estoy más pendiente en decirles palabras como estas a las personas que me rodean. Quiero concientizar mi ser a decir siempre palabras positivas, que impacten con ellas las personas que las reciben. Nunca sabemos cuán necesarias eran para esa persona en ese momento. ¿Pues porque no hacerlo sin que nos lo pidan?

De eso se trata el acto de amabilidad para esta semana y lo vamos hacer de una forma distinta. ¿Te unes? ¡Perfecto! Consiste en lo siguiente:

  1. Piensa en alguna o algunas personas conocidas, desconocidas, familiares, amigos, alguien a quien desees dedicarle este acto de amabilidad.
  2. Elige varias frases amables que te gusten. Piensa que frase te gustaría decirles o que frase te gustaría escuchar a ti.
  3. Escribe 1,2,3 (las que quieras) notas con esa frase amable. Puedes hacerla de la forma que desees, desde un simple papel, hasta utilizar tu creatividad y hacer toda una presentación bonita. Lo que verdaderamente importa son sus palabras. Sin embargo esta en ti elegir como quieras entregarlas. Personalmente haré tres. Dos para mis vecinos y una para David. La de los vecinos las firmaré como anónimas y la de David se la colocaré en su abrigo para que sea una sorpresa.
  4. ¡Y ahora lo más importante! Cuando termines de leernos, comentarnos, darle like y compartir este post J . Vas a ir al espejo más cercano, te vas a mirar en él y vas a decir las siguientes palabras: ¡Estoy orgulloso (a) de ti!

¡Que tu día continúe maravillosamente bien! Gracias por unirte a realizar el acto de amabilidad de hoy dejándoles una hermosa nota a alguna persona. Nos estamos leyendo mañana, te traigo una recta muy fácil de hacer.

Besos,

Sannia.

 

Gotitas Positivas: 22 febrero 2016

¡Aquí estamos de vuelta!  Resulta que la semana pasada fue una de temperaturas altas, congestión y demás. Ya sabes, todo lo que le ocurre a uno cuando le agarra el resfriado. Hasta David tuvo que ausentarse de su trabajo. Los tres, acostados, gritándonos ya que la congestión no nos dejaba escuchar. Jajajaja.

¿No les ha ocurrido eso? Cuando se nos tapan los oídos y alzamos la voz por no escucharnos. Arrrhhhhgggg!!! Pues así fue como estuvimos por toda una semana. Por eso ya no pude publicar jueves ni viernes. Si tienes un blog y me has visto ausentada en mis visitas quiero que sepas que eché de menos el leerte. Mis ojos estaban en llamas y me impedían estar mucho con la mirada fija en la pantalla de mi ordenador o iPad.

Hoy está todo bajo control. Ya estamos mejorando, ya estoy aquí contigo para regalarte la frase de hoy. ¡Esta frase me encanto! Sé que digo estas palabras muy a seguido. Jajajaja. Es que existen tantas frases tan llenas de sabiduría, se me hace difícil no amarlas.  ¡Cuán cierta es! Nuestro enfoque y nuestra felicidad deben ser basados en lo que damos. El resultado no debería ser motivo de preocupación.

Me despido con esto, nos vemos mañana, contare una historia muy difícil para mí. Jamás se compara a la experiencia que tuve cuando nación mi hijo William, la cual conté en el post titulado  “La llegada de mi caballero”. Si no la has leído, te invito a que le des “click” al título. Es una historia de amor muy bonita.

No olvides en compartir esta entrada  y todas las que te gusten en tus redes sociales. De seguro alguien se identificara con alguna de ellas.

Besos,

Sannia.

Gotitas Positivas: 15 febrero 2016

¡Tercera semana del mes de febrero! Siento que el 2016 va sobre ruedas y me está dejando atrás. Jajajaj. ¿No te ha pasado? La lista de “To Do” sigue creciendo y poco es tachado. 😦  Pero bueno, a continuar porque si nos detenemos a pensar en las cosas negativas nos estancamos mas. 😉

Esta semana continuamos con entradas cada día, las he ido estudiando y he llegado a la conclusión de que me quedare con solo tres publicaciones por semana. Algunas secciones serán eliminadas y otras modificadas. Aún sigo sin decidir cuáles. ¿Me ayudarías?

¡A ver! Contesta estas tres preguntas, pudieras ayudarnos a ver qué secciones son las mas que te interesan.

  1. ¿Si fueras a eliminar dos secciones, cuales eliminarías?
    1. Gotitas Positivas: Frases inspiradoras.
    2. Maternidad
    3. Miércoles Mudo: Una foto cada día sin ningún texto.
    4. Motivaciones: Acciones de bondad, palabras de aliento, positivismo y demás que se encuentran los jueves en la sección de J como Jesús.
    5. Temas Variados: Recetas, DIY, las entradas de David, experiencias jocosas, conociendo a Boston, temas de Matrimonio, fotografía y todo aquello que se nos ocurra. 😉
  2. ¿Qué días te gustaría encontrar las publicaciones?
    1. Lunes, miércoles y viernes
    2. Martes, jueves y sábados
    3. Domingo, martes y jueves
    4. Miércoles, viernes y domingos
  3. ¿Qué es lo más que te gusta de nuestro blog y que cosas te gustaría encontrar aquí?

Puedes contestarme de una forma muy sencilla que no tomará mucho tiempo. Ejemplo:

  1. A y C
  2. B
  3. Mas recetas, mas temas sobre matrimonio, mas fotografías.

Estaremos eternamente agradecidos, nuestra intención es que tus visitas sean placenteras, que te diviertas y que seamos de ayuda.

¡Ya veremos el resultado final! De eso se trata esto de ser blogueros, de estudiar alternativas hasta que encuentres lo mejor que nos funciona. 😉

Mientras tanto, espero te haya gustado la hermosa frase de hoy. Gracias por cada visita que nos das y por compartir con nosotros.  ¡Eres un éxito!

Besos,

Sannia.