11 cosas que mi esposo hace mejor que yo.

¡Llegó el momento que todo hombre espera de sus esposas! El día en que admiten las cosas que ellos hacen mejor que ellas. Jajajaja.

Fuera de broma. Existen decoraciones que dicen: “Mr. Right, Mrs. Alway Right!” Hablamos sobre nuestros niños, nuestras experiencias, nuestro amor por nuestros esposos, pero dejamos muchas veces esas cosas maravillosas que nuestros esposos hacen. Sobretodo esas que hacen mejor que nosotros. Pues hoy te cuento 11 cosas que mi esposo hace mejor que yo. Ellas son:

  1. Lavar los baños: No sólo lo hace mejor que yo, también me complace en hacer una de las tareas que más detesto. Los deja resplandecientes ¡Suerte la mía!
  2. Colocar la mesa: Platos, copas, utencilios, servilletas. Todo el montaje de la mesa la hace fenomenal. ¡Mucho mejor que yo!
  3. Presentación de los platos: Cuando cocina, la forma en que David coloca los alimentos tan bonitos dentro del plato. ¡Me siento que estoy en un restaurante! Nunca me quedan tan bonitos.
  4. Cocinar: Tales como el mofongo puertorriqueño, el pico de gallo y la carne a la barbacoa. ¡Mmmm! La semana que viene venimos con una de sus recetas. 😉
  5. Empacar: Le descubrí esta habilidad cuando nos tocó empacar la mudanza para venir a vivir acá a Massachusetts. De alguna manera utiliza sabiamente el espacio de las cajas haciendo que quepan mas cosas dentro de ellas.
  6. Matemáticas: ¡No son mis amigas, no las tolero! Dame historia, arte, poesía, baile, cultura, fotografía, idiomas, relaciones públicas, lo que sea, pero no matemáticas. Jajajaja. Gracias a mi amorcito me resuelve los problemas cuando necesito hacer un cálculo matemático en mi mente. ¡Sólo le pregunto a el y listo! David es mi calculadora a la hora de ir al supermercado. 😉
  7. Disculparse: En este aspecto tengo que decir que no sólo lo hace mejor que yo, sino que ha sido también mi maestro. David me ha enseñado a dejar en ocasiones el orgullo a un lado y a disculparme cuando es necesario. Me lo ha enseñado con su ejemplo. Algo que le admiro y encuentro muy bonito de su parte.
  8. Decir Te Amo aún en momentos de coraje: Al igual que la #7, también he aprendido a mejorarla gracias al ejemplo de David. No importa cual sea el desacuerdo, quien tenga la razón o cuan frustrados nos encontramos. David siempre se despide con un Te Amo a la hora de irse a trabajar y con otro a la hora de dormir. Es algo que ya hemos tomado de costumbre hacer y que tiene unos resultados fenomenales. Un Te Amo en medio de un disgusto desarma a cualquiera. 🙂
  9. Planchar: Esta no necesariamente la hace mejor que yo. Esta es porque no le queda de otra. Jajajaja. Antes de casarnos le dije tres cosas que no haría. Ver películas de misterio, montarme en montañas rusas y planchar. Jajajajaj. Ya cubrí la cuota de madre planchadora durante mis tiempos de madre soltera. Ahora estoy en contra de la plancha. Jajajaja
  10. Conseguir mejores ofertas y ahorros: No sé si es que lo hace mejor o es que simplemente tiene suerte. Pero este marido mío tiene una varita mágica a la hora de hacer sus compras. Todas las cosas que encuentra contienen grandes descuentos y al final termina ahorrando un gran porcentaje. Sin embargo yo, cuando voy de compras todo lo que quiero nunca esta en descuento. Jajajajaja.
  11. Hacer la cama: Esto se debe a su gran fuerza. Se le hace tan fácil levantar el colchón de un lado a otro. Coloca las sabanas tan estiradas que hasta un cabello rebotaría. ¡Me fascina ver la cama estirada y bien puesta! Definitivamente lo hace mil veces mejor. 😉

Pudiera seguir mencionando mucho más cosas que David hace mejor que yo. ¡Pero si lo hago estaría diciendo que yo no hago nada bien! Jajajajaja. ¡Sin bromear! Quise hacer una entrada jocosa. ¿Lo logré? Creo que no se me da eso de ser jocosa. Je je je. También quise aprovechar el mes del amor para halagar a mi esposo, para dejarle saber lo mucho que lo amo, lo mucho que aprecio sus ayudas y el agradecimiento que siento por crecer juntos cada día.

¿Estás casada? ¿Qué tendrías que decir sobre tú esposo? Compártenos tú lista.

 

Besos,

Sannia.

 

 

Anuncios

Trabajo lejos de casa: Consejos para hacer llevadera la distancia.

¡Estoy de regreso! ¡Y en español! Por lo tanto les pido paciencia en leer esto y disculpa por los errores/horrores ortográficos a continuación y ni voy a mencionar la gramática. A menos que mi esposa se compadezca de mi y corrija los errores. (Lo cual eso hizo 😉 ) A este punto creo que le sale mejor traducir lo que escribo, pero ni modo, aquí vamos, así practico. ¡Antes de comenzar, feliz 2016!

La última vez les escribí fue sobre nuestro viaje a Disney. Como había dicho, esa fue nuestra luna de miel/vacaciones de familia/visitar amistades y familiares. Pero una vez de regreso tuve que inmediatamente desempacar y empacar pues me habían ofrecido una oportunidad de empleo en Boston Massachusetts. La cual es el comienzo de esta nueva aventura de la cual les escribo hoy.

Cuando regresamos de Orlando, a los dos días de regresar ya estaba montado en un avión de camino a Boston. Nunca había visitado esta ciudad, la primera impresión que me dio fue lo parecido que es a New York pero a una escala más pequeña y la segunda cosa que me impresionó fue; ¡el frío que hace aquí! Esto fue sólo el comienzo.

Para los que aún no saben o si no lo he mencionado anteriormente, mí oficio es relacionado a la industria hotelera. La razón que estaba en Boston fue para asistir a un departamento de un hotel que necesitaba de mi ayuda urgentemente. Existía una gran posibilidad de ofrecerme una posición dentro o en algún otro hotel. La cual significaba 2 cosas muy serias. La primera era que estaría sin mi familia en una ciudad extranjera por un periodo de alrededor de 2 meses. La segunda fue que mi trabajo no me permitía irme sin una renuncia la cual significaba arriesgarlo todo por una “posibilidad”.

Mi súper increíble, amada, excepcional, bella, inteligente esposa me dijo; “David ya no estás feliz con tu trabajo y has estado buscando oportunidades para que nos vayamos a un sitio donde habrá una mejor oportunidad de educación para nuestra hija. ¡Tómate el riesgo! Lo que es para nosotros se dará pero no pierdas esta oportunidad. ¡Sé que vas a lograrlo y que todo nos saldrá bien!” Tome sus palabras a corazón, así es como me encontré viajando separándome de mi esposa y familia a sólo dos días de finalizar nuestra luna de miel. Arriesgándolo todo por una “posibilidad”.

Gracias a Dios durante esos 2 meses ella pudo viajar a visitarme por una semana y me dieron libre la semana del día de Acción de Gracias para regresar a Puerto Rico. Esto nos ayudo a no estar 2 meses completos sin vernos.

También tengo que darles muchas gracias a los creadores de SKYPE y Facetime por que sin ellos no sé como hubiésemos podido trabajar con la distancia. Al finalizar los dos meses me ofrecieron una posición permanente y logramos mudarnos para Massachusetts. Esto fue el comienzo de otra aventura la cual los dejare en suspenso para la próxima. ¡Buaaaajajaja!

Sin embargo, esta experiencia me enseñó varias cosas las cuales he convertido como consejos para cualquiera que este pasando por alguna experiencia similar. Estos son:

  • Sin riesgo no hay recompensa. Las oportunidades que aparecen en la vida siempre conllevan algún nivel de riesgo. Recuerda comunicarte con tu pareja, expresarle sinceramente tus deseos y evaluar cuales son los riesgos antes de tomar cualquier decisión.
  • El estar alejado de tu familia no es fácil. Aquí la confianza en cada uno también es vital. Si dudas de tu pareja, es bien importante que resuelvas ese aspecto antes de tomar un avión y separarte de esa persona. Además de que ninguna relación puede ser saludable si existe la desconfianza.
  • Comunicación, es simple y a la vez muchos podemos fallar en este aspecto. Personalmente la comunicación y la honestidad nos ayudo hacer mas llevadera la ausencia y a lograr que sintiéramos un poco menos la distancia.
  • Si tienes algún temor o duda no tomes alguna decisión, es importante que ambos estén en la misma página para tomar el riesgo.
  • Disfruta cada temporada, separados o juntos, al fin y al cabo es para un bien en común que los ayudara en el futuro por muchos años. ¡Éxito!

Hasta la próxima,

David.

 

12 Consejos para mantener la llama del amor encedida

Existen muchas cosas que cambian cuando dejas tu patria y te encuentras lejos de la familia. Una de ellas es la interacción con tu pareja y las cosas que pueden hacer para mantener encendida la llama del amor. Al ser nosotros tres nada más significa que todo, absolutamente todo tiene que realizarse con nuestra niña. Significa tener que ajustarnos a visitar lugares aptos para ella y olvidarnos de salidas a citas románticas. Al menos hasta que nos sintamos listos y en confianza para dejar a nuestra niña con amistades.

Este es nuestro escenario ya para casi un año. A esto se le añade los horarios laborales de David que son muy complicados. Largas horas diarias, horarios nocturnos (la gran mayoría) y pocos días libres. Como resultado tienes poco tiempo para estar solos. Debo decir que me encuentro muy satisfecha de como hemos manejado estos aspectos en nuestras vidas. Por eso quise tocarlo como tema en la entrada de hoy. Para compartir contigo lo que nos funciona a nosotros. Quizás también tu puedas compartir con nosotros lo que te funciona a ti. Si me llevas leyendo ya hace un tiempito sabrás que me encantan las recomendaciones e intentar cosas nuevas.

Los siguientes puntos se pueden aplicar para cualquier tipo de relación. Lo único que necesitas es tener el deseo de mantener encendida la llama del amor. Por esto el tema lo generalizo al matrimonio en sí y no a nuestra situación actual.

Sin ponerlos en orden de importancia ellos son:

  1. Demostrar el amor a diario: ¡Que fácil! Sin embargo con la vida cotidiana y los ajetreos del diario olvidamos algo tan sencillo. Mensajes de textos a su móvil, un halago, una caricia, besos al despertar, besos antes de dormir. Algo muy bonito de David, no importa a la hora que llegue de trabajar, siempre, siempre, siempre, me besa antes de dormir. Aún yo esté entre dormida y despierta, siempre siento su mano acariciar mi cabello, luego un beso y luego un te amo. ¿Quién no se mantiene enamorado con este detalle?
  2. Cenar en la mesa juntos: Como familia, sin televisión, sin móviles, sin nada que nos distraiga de ese momento familiar. Es la hora de dialogar, de sentirse presentes, de disfrutar una comida juntos. La de nosotros mayormente es el desayuno ya que después no le volvemos a ver hasta bien tarde en la noche o hasta el día siguiente.
  3. Reír juntos: ¡Una de mis favoritas! Ya sea por bromas que nos hacemos, por películas de comedia que vemos juntos o por simplemente hacernos payasadas el uno al otro. No existe cosa que más me enemore que el poder reír con mi pareja.
  4. Citas en el hogar: Sí, como lo ves, citas en el hogar. Cocinar juntos, cenar cuando I.A duerme. Una noche de vinos (en nuestro caso, cervezas), música y una buena conversación. Montar un rompecabezas. Ver películas o series de televisión juntos. Tomar un baño de burbujas con velas y jabones aromáticos. ¡Claro, todo esto una vez acuesten a los más chicos! 🙂
  5. Bucket List de pareja: Es una lista de metas, experiencias o logros que como pareja desean realizar. Nosotros las hecemos anualmente. Concidero que vivir sueños, metas y lograrlas juntos hacen que uno se enemaore más de su pareja. El ver como ambos realizamos cada una de ellas o como sencillamente trabajamos en equipo para obtenerlas es admirable. ¡El amor también es admiración!
  6. Hacer las tareas del hogar juntos: Quizás no suena divertido para ti. Para nosotros lo es. Sobre todo porque sabemos que de esta manera terminamos las cosas más rápido y que así nos sobra tiempo para disfrutarnos después.
  7. Vida sexual saludable: No creo que tenga que abundar mucho en este aspecto para explicarlo. Todos sabemos lo que significa. 😉
  8. Crecer juntos: Aprender cosas nuevas juntos, compartir conocimientos, leer un libro que a ambos le interesen. Evolucionar juntos y disfrutar del crecimiento de cada cual.
  9. Tratar lo imposible de no acostarse enojado con la pareja: No dejes que llegue otro día cargando con el coraje, malestar o problema un día más. No solamente le hace daño a la relación, más daño le hace a uno individualmente.
  10. Cargar siempre con los anillos de boda: Una de las cosas que admiro de David y que personalmente fallo. Como el lugar que mas frecuento es mi hogar, no tengo la costumbre de utilizarlo mientras estoy ahí. Por eso tiendo olvidarlo a la hora de salir. Reconozco que debo de recordarlo más a menudo. Encuentro bonito ver a mi esposo sentirse incompleto si no lo tiene. El orgullo con que lo carga en su dedo y como nunca lo olvida me hace sentir también enemorada.
  11. Modales: Aunque llevo casada con David un año, viviendo juntos (que es casi lo mismo) llevamos tres. Aún decimos buen provecho, gracias, con el permiso, perdón, por favor. Aún me abren las puertas de mi casa, del auto. Aún me sostienen de la mano al caminar y me dejan pasar adelante en caso de no haber espacio. Tres años y aún seguimos teniendo modales el uno con el otro.
  12. Hacer cosas que hagan feliz al otro: Dar es mejor que recibir y se recibe más dando. El enfocarme en cosas que le hagan feliz a él y él enfocarse en cosas que me hagan feliz a mi. ¿Cuál crees que será el resultado? ¡Ambos felices!

Aunque tres años no son muchos, aunque no seamos perfectos, aunque tengamos en otras cosas nuestras diferencias, entiendo que estás pocas cosas que compartí contigo hoy son las que nos mantiene siendo un matrimonio estable. Al menos así lo consideramos.

¿Qué le añadirías a la lista? ¿Pondrás algo en práctica? ¿Sacarías algo de la lista? Deseosa de aprender también de tú opinión. 😉

Besos,

Sannia.

 

Regalos de aniversario según su elemento

¿Cómo te va en el día de hoy? Espero que bien. De no ser así recuerda inhalar, exhalar y buscar algo que agradecer en el día de hoy. 😉

¿Recuerdas qué hacen unos meses atrás fue mi aniversario de bodas? Aquí te comparto el post por sí acaso te lo habías perdido. Bueno, la cosa es que antes de que llegara esa fecha David y yo habíamos decidido comenzar una nueva tradición como pareja. Celebrar nuestro aniversario regalándonos de acuerdo al elemento asignado para cada año.

Antes de seguir, ¿sabes de lo qué hablo? Este artículo te mostrará que elemento es para cada año de casados. El de nosotros al ser nuestro primer año correspondía al año de papel.

David: ¡Ah, pero este año es de papel! ¿Qué te voy a regalar, un pedazo de papel?

Yo: ¡Seamos creativos! De seguro hay muchas cosas que se pueden hacer con papel. (Haciéndome la más segura y por dentro ni idea de lo que le haría.)

Llegó el día de nuestro aniversario y yo aún no tenía pensado que le iba a obsequiar. Jjajajaja. ¡Vaya creatividad la mía! Sin embargo no hay mejor remedio que el amor, el recuerdo y un poco de música. Ese día David trabajaba. Tan pronto como salió por la puerta, encendí mí iPad y me puse a escuchar todas las canciones que durante los últimos tres años nos habíamos dedicado, adicional a las de nuestra boda. Luego me puse a ver las fotos de la boda, abrí una caja que tengo llena de materiales para Scrapbook y… ¡se encendió mi creatividad! Ya lo dije, no hay mejor remedio que el amor, el recuerdo y un poco de música. Fue tanto lo que mi creatividad se activó que esto fue lo que logre:

  1. Con las fotos de la boda le hice un vídeo y se lo publique por Facebook dos horas antes de salir de su trabajo. ¡Ya sé! ¿Y qué tiene que ver eso con papel? Pues nada, solo quería comenzar una serie de detalles hasta que llegara al regalo principal.
  2. Cuando llegó de su trabajo, que por cierto era tarde en la noche (otro día te cuento del trabajo de David) encontró las luces apagadas, de fondo la canción de nuestra boda tocaba una y otra vez. ¡Ya sé! Aún no tiene esto que ver con el papel. Sigue leyendo que por ahí viene.
  3. Frente a él se encontraba un marco digital que iba mostrando a modo de “slideshow” fotos de nosotros desde el comienzo de nuestra historia, el nacimiento de I.A y finalizando con la boda.
  4. Al encender las luces encontró junto al marco digital nuestro certificado de matrimonio. (¡Papel! Pero este no es el regalo.)
  5. Alrededor de toda la casa tuvo que buscar 12 papeles, una por cada mes del año, en donde había escrito una razón por la cual lo amo y por la cual estoy agradecida de tenerlo en mí vida.
  6. Al final encontró esto…

…el marco de foto es uno de los que utilizamos en las mesas de nuestra boda. El Sannia & David y el número 1 también. El resto de los papeles fue de mis materiales de Scrapbook y la creatividad fue el amor. 😉

David quedó encantado con todo. Gracias a Dios, me casé con un hombre sumamente agradecido, sensible y sencillo que al igual que yo valoramos cualquier cosa que nos obsequian con amor. Tanto así que aún guarda los 12 papelitos y los lleva consigo todos los días.

¿Qué tal te pareció? ¿Qué tú hubieses creado con papel? ¿Te animas a crear una nueva tradición con tu pareja? Deseosa de leer tus comentarios.

Besos,

Sannia.